miércoles, 5 de febrero de 2014

PREVENCIÓN DEL CANCER

PREVENCIÓN DE CÁNCER.

Recomendaciones PAPPS para el cáncer de mama

Se recomienda realizar el cribado con mamografía cada 2 años en las mujeres mayores


de 50 años.
Se recomienda establecer la coordinación necesaria con los programas poblacionales de


cribado del cáncer de mama.
Recomendaciones PAPPS para el cáncer de cérvix

Se recomienda proporcionar consejo sobre protección en los contactos sexuales.

Se recomienda efectuar la citología de Papanicolaou en las mujeres de 25-65 años. Al


principio, 2 citologías con una periodicidad anual y después cada 3-5 años.
A las mujeres mayores de 65 años sin citologías en los últimos 5 años se les ofrecerán 2


citologías con periodicidad anual y, si son normales, no se propondrán más

intervenciones.
No se ofrecerá cribado en las mujeres que no han tenido relaciones sexuales, ni a las


mujeres con histerectomía total.
Se aconseja realizar una búsqueda activa dirigida a aumentar la cobertura de la


población diana.
Recomendaciones del PAPPS para el cáncer de endometrio

Se recomienda proporcionar el consejo apropiado a las mujeres posmenopáusicas para


que consulten ante cualquier sangrado vaginal.
No hay pruebas científicas para recomendar el cribado sistemático del cáncer de


endometrio en las mujeres asintomáticas.
Recomendación PAPPS para el cáncer de ovario

No hay pruebas científicas para recomendar el cribado sistemático del cáncer de ovario.



Recomendaciones PAPPS para el cáncer colorrectal

Se recomienda el cribado de CCR en las personas de riesgo medio a partir de los 50


años, con alguna de las siguientes estrategias: SOH con periodicidad anual o bienal y/o

sigmoidoscopia cada 5 años o colonoscopia cada 10 años. Dada la incertidumbre sobre

la estrategia más efectiva, su aplicación en nuestro medio requiere la evaluación previa

de la efectividad, la aceptabilidad, la relación coste-efectividad y los recursos necesarios

para la implementación de la estrategia seleccionada.
Se recomienda realizar una adecuada clasificación del grado de riesgo de CCR a través


de una completa historia personal y familiar, que favorezca la búsqueda activa de las

personas con factores de riesgo elevado.
En los individuos con pólipos adenomatosos esporádicos de riesgo se recomienda una


colonoscopia a los 3 años de la resección, y si ésta es negativa o únicamente se han

hallado 1 o 2 adenomas tubulares de tamaño < 10 mm, la siguiente exploración puede

realizarse al cabo de 5 años.
Recomendaciones del PAPPS para el cáncer de próstata

No hay pruebas científicas suficientes para recomendar el cribado sistemático del


cáncer de próstata en las personas asintomáticas.
Los pacientes que soliciten ser cribados deben ser informados correctamente acerca de


los beneficios y los riesgos del cribado y el tratamiento.
Recomendaciones del PAPPS para el cáncer de piel

Se recomienda proporcionar consejo sobre evitación de la exposición excesiva a la


radiación solar y el uso de protectores solares.
Se recomienda colaborar en campañas comunitarias que promuevan la prevención de la


exposición excesiva a la radiación UV, en especial en las zonas turísticas y de ocio al

aire libre.
No hay datos suficientes para recomendar el cribado sistemático del cáncer de piel en la


población general.
Se recomienda la detección activa de los individuos con factores de riesgo para realizar


consejo y explorar las posibles lesiones displásicas.
Recomendaciones del PAPPS para el cáncer de pulmón

Se recomienda realizar un consejo claro y personalizado para dejar de fumar.

No hay datos suficientes para recomendar el cribado sistemático del cáncer de pulmón.

CONSEJOS PARA DEJAR DE FUMAR

Muchas personas
dejan de fumar
a diario
Si te lo propones,
tú también puedes conseguirlo

Sólo un entorno libre del humo del tabaco
al 100% puede protegerte a ti, a tus hijos y a



tu familia de los graves problemas que causa

el aire contaminado por el humo de tabaco


El tabaquismo pasivo o la inhalación del aire contaminado por el humo



de tabaco (ACHT) provoca:
Enfermedades respiratorias agudas y síntomas respiratorios crónicos.



Asma y agravamiento de los síntomas asmáticos en niños y adultos.

Enfermedades agudas y crónicas del oído medio.

Enfermedad isquémica coronaria (angina de pecho, infarto de miocardio, etc.).

Cáncer de pulmón, de senos nasales y de mama.

Síndrome de la muerte súbita del lactante.





Los más pequeños son los más perjudicados ya que no pueden evitar

voluntariamente la exposición al ACHT.

Además, NO existe ningún nivel seguro de exposición, ni ningún dispositivo

que elimine el humo de tabaco, ni sus productos tóxicos del ambiente, por lo

que te ACONSEJAMOS que:




Evites siempre, y en cualquier circunstancia, estar expuesto al humo de tabaco,
en tu casa, en el coche, en casa de familiares y amigos y en lugares públicos.
Siempre que puedas, escoge ambientes libres de humo cuando estés fuera del hogar.
Y si todavía fumas, hazlo siempre fuera de la casa o de cualquier lugar cerrado.


Si fumas en un balcón o en una galería, cierra completamente la puerta de acceso a la

vivienda, esto protegerá a los demás y a ti de las consecuencias del tabaquismo pasivo.



Además, te proponemos que sigas leyendo.





Si fumas…




Y no te planteas dejar de fumar, ¿sabes cuáles son los beneficios cuando


dejas de fumar? Independientemente de la edad que tengas, obtienes


siempre un beneficio para la salud:
detienes el deterioro de tu función pulmonar y tendrás menos infecciones respiratorias;



el riesgo de padecer cáncer baja muy rápidamente y sigue bajando durante años;

después de 1 año desde el abandono, tu riesgo de infarto cardíaco baja a la mitad;




si estás embarazada, además de ser un beneficio para ti, disminuyes las complicaciones



en el desarrollo de tu futuro hijo/a y en el parto.
Y además, cuando se deja de fumar te cansas menos, mejora el aspecto



físico, la sexualidad, la fertilidad, el gusto, el olfato, etc., y te ahorras mucho

dinero cada año.





Y si decides dejar de fumar…





¡Enhorabuena!, es la mejor decisión para tu salud actual y futura. Si piensas

que necesitas ayuda, pídela a tu médico o enfermera.

Elige ya un día para dejar de fumar (día D) a lo largo de los 30 días siguientes

y ve preparándote para ese día. Para ello:

comunica tu decisión a tu familia, amigos y/o compañeros, busca comprensión

y ayuda en ellos, pídeles que no fumen delante de ti y que no te ofrezcan tabaco;

haz una lista con tus verdaderos motivos para dejar de fumar;





identifica las situaciones que más asocias a fumar y luego busca alternativas;

si ya lo has intentado antes, identifica lo que te fue más útil y los motivos que te





llevaron a recaer, para así poder evitar los mismos errores;




no fumes en cuanto te apetezca, deriva el deseo de algunos cigarrillos hasta dentro
de unos momentos y elige lugares o situaciones en los que sueles fumar y no lo



hagas más (en el coche, en la habitación, tomando café, etc.);

empieza a hacer ejercicio, te ayudará a controlar los síntomas de abstinencia;



aprende a relajarte: la mayor parte de técnicas de relajación consisten en respirar

lenta y profundamente;

aunque para dejar de fumar es necesaria siempre tu voluntad, hay fármacos

que te pueden ayudar, pide consejo a tu médico, enfermera o farmacéutico.





Después del día D:





No pienses «no fumaré en toda la vida», concéntrate en el día presente

«hoy no fumaré».

Si aparece un deseo muy fuerte de fumar, tienes que saber que cede en pocos minutos

y que con el tiempo será cada vez menos intenso y frecuente. Piensa en otra cosa y

recuerda los motivos por los que quieres dejar de fumar.

Si tienes insomnio: evita el café y las bebidas con cafeína. Puedes tomar infusiones

relajantes y hacer más ejercicio.

Si te encuentras más cansado: aumenta las horas de descanso y de sueño.

Dejar de fumar y mantener el peso es posible: intenta comer más frutas, beber más

agua y zumos, y hacer más ejercicio.





Y RECUERDA que es esencial la ABSTINENCIA TOTAL (no fumar nada),

por ello, no cedas nunca, ni siquiera por un solo cigarrillo, ni por una

sola calada, ése es el origen de la recaída. Evita las falsas seguridades:



martes, 10 de diciembre de 2013

APRENDIENDO A DORMIR BIEN

Dormir es una de las actividades absolutamente necesarias para el correcto desarrollo físico y psíquico de cualquier persona, desde recién nacido a anciano.
Las alteraciones en el sueño, con una de las consultas mas frecuentes en atención primaria, y es por ello que hoy daré unos consejos para aprender a dormir mejor.
Una de las causas que provocan alteraciones en la conciliación o presentar numerosos despertares nocturnos, es la presencia de problemas, ya sean laborales, familiares... pero en otras ocasiones, son los malos hábitos las causas.
Hoy voy a dar unos consejos para aprender a dormir mejor.
 
  1. Evita dar las conocidas "cabezadas" a lo largo del día. También es importante que limites al máximo el tiempo de permanencia en la cama por la mañana una vez que estás despierto.
  2. Evita hacer cenas copiosas, pero tampoco te quedes con hambre.
  3. Crea tu ritual antes de acostarte, por ejemplo una ducha con agua tibia y posteriormente una infusión de rooibos o leche caliente. Evita el café o té.
  4. Haz ejercicio por la mañana o a primera hora de la tarde. Evitalo a ultima hora pues se liberan una serie de sustancias que producirán en tu organismo una activación que dificultará la conciliación del sueño
  5. Evite el tabaco. Aunque su sueño inicialmente empeore al abandonar este mal hábito, posteriormente comprobará los beneficios que tiene para su salud y para la calidad del sueño.
  6. La cafeína tómela solo por la mañana y en cantidades limitadas
  7. Evite la toma de alcohol al menos 4 horas de acostarse. Aunque produzca una inicial somnolencia y crea que es beneficioso para dormir, no es así, pues el alcohol produce numerosos despertares nocturnos, perdiendo la calidad del sueño.
  8. Cree en su habitación un lugar agradable, tanto en condiciones ambientales (buena temperatura, sin ruído ni exceso de luz) como visualmente (emplee tonos pastel para las paredes)
  9. Vacie la vejiga antes de acostarse, eso le evitará despertarse para ir al aseo
  10. Al menos 2 horas antes de acostarse, haga cosas que le distraigan de sus problemas.
  11. Antes de acostarse haga cosas relajantes que le gusten, como leer, escuchar música, pintar...
  12. Emplee pijamas de algodón que sean cómodos, que no aprieten
  13. Si está en tratamiento con fármacos que generen actividad, ya sea micción como diuréticos o de otro tipo, consulte a su médico la posibilidad de tomarlos a primera hora del día
  14. Si la causa de despertar es el dolor, consulte a su médico, estamos en una época donde hay numerosos fármacos para el dolor que le pueden ayudar.
  15. Antes de medicarse, consulte a su médico, el le dará la mejor solución.
Y esto han sido algunos ejemplos generales que sirven para cualquier tipo de persona, tenga problemas para dormir o no.
Si los hábitos son tu problema, tu eres el responsable de cambiarlos, tu sí que puedes...
 

domingo, 29 de septiembre de 2013

LA PODEROSA ARCILLA

Vivir no es sólo existir,
sino existir y crear,
saber gozar y sufrir
y no dormir sin soñar.
Descansar, es empezar a morir.
 
Gregorio Marañón (1887-1960) Médico y escritor español.
 
Desde hace siglos es reconocida la arcilla como fuente de multiples beneficios. Haciendo un poco de historia, únicamente en la Edad Media entró en decadencia pero a partir del siglo XVIII, cogio popularidad hasta nuestros días.
 
 
Las arcillas están formadas a partir de la descomposición de rocas sedimentarias que han sufrido grandes presiones y temperaturas.
De sus componentes, el que cobra mayor importancia es el caolín, formado por silicato de aluminio, que es causante de sus propiedades absorbentes. Pero además, en función de la variedad de arcilla, se acompañan otra serie de compuestos en diferente proporción que la convierte en un producto natural lleno de beneficios.
 
Dentro de sus propiedades vamos a numerar 3, la absorción, la adsorción y la capacidad de intercambio térmico.
Respecto a la absorción, es por tener capacidad de retener entre sus partículas otras de líquidos o gases, siendo fundamentar para desecar superficies grasas, dando un acabado más terso a la piel.
Siguiendo con la adsorción, es por tener capacidad de depositarse sobre otras partículas, pudiendo posiblemente ayudar a la depuración de bacterias y sus toxinas al depositarse sobre ellas.
Y finalmente el intercambio térmico, que hace que superficies inflamadas con mayor temperatura, al entrar en contacto con ella pierdan calor y se descongestionen, al igual que áreas mas frias absorban la mayor temperatura de la arcillas. En definitiva, aporta lo que se necesita.
 
Aquí únicamente me voy a referir al uso externo de arcilla, pues es con el que tengo experiencia, basado en depositarla directamente sobre la piel y cubrirla con un paño seco. Este modo de aplicación tiene diversas indicaciones muy variadas y ennumeraré algunas, para que os sirvan como idea. Antes de nada recordar, que no vale cualquier arcilla, debéis ir a vuestro centro de referencia de productos naturales y solicitar una arcilla estéril que se ajuste a vuestras necesidades.
Sus indicaciones pueden ser:
  1. Ayudar a la recuperación de miembros que han sufrido fracturas
  2. Lesiones articulares agudas de origen inflamatorio donde se incluye la artritis´, así como crónicas de origen degenerativo donde se encuentra la artrosis.
  3. Alteraciones cutáneas como dermatitis, seborrea, acné, donde por su propiedad absortiva y adsortiva, elimina grasa y depura de bacterias.
  4. Disminuye la inflamación que producen las picaduras de insectos
Y hasta aquí os he dado una visión general del uso de arcilla, ahora solo queda que deis el paso en probarlas y sufráis sus beneficios.
Hablando desde mi experiencia, para la regulación seborreica (grasa) facial, yo empleo arcilla verde, y solo puedo decir cosas positivas.
Como siempre, espero que os sirva de ayuda.

Alexandra Vañes  (Doctora Tweet)

 

sábado, 28 de septiembre de 2013

¿DÓNDE ESTÁ EN LÍMITE ENTRE PERSONA SEDENTARIA Y ACTIVA?

Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte. 
                                                     Leonardo Da Vinci (1452-1519) Pintor, escultor e inventor italiano.
 
Todos sabemos que tener una vida activa solo aporta beneficios, pero... ¿a partir de que punto un estilo de vida se considera activo?
Múltiples factores influyen para poner un límite dirían algunos, pero a todos aquellos que piensan así, les digo que sólo debería ser uno y es la edad.
Para una persona de edad media, mantener una vida saludable es mucho más que caminar tres veces al día, que hacer 30 minutos de ejercicio 3 veces por semana...
 
Practicar ejercicio de forma habitual permite un estado de forma que permite disfrutar de una vida larga y saludable. Muchas personas que lo saben, acallan su conciencia no usando ascensor, pero eso no es suficiente, hay que acompañarle más, y cada día nosotros mismos querremos más.
Un estado saludable no es sólo la ausencia de enfermedad, sino aquel estado físico y mental que nos permita disfrutar de la vida y hacernos sentir que somos capaces de resolver cualquier desafío.
Por ello, para considerar que realizamos actividad física en busca de ese disfrute de la vida, necesitamos incorporar a nuestra rutina diaria una serie de ejercicios repetitivos, programados y estructurados.
Respecto a la duración, lo habitual para una persona joven-edad media, que quiere ser de los que puedan decir que no tienen una vida sedentaria, es dedicar una hora diaria. Pero aquí viene el apartado de las excusas... nadie tiene tiempo para nada, ¿cómo van a tener una hora diaria para hacer ejercicios? Reflexionemos juntos... mide el tiempo que ves la televisión y encontrarás la solución.
Y para aquellos con horas y horas de trabajo, plantearles algo... el ejercicio activa la mente, libera endorfinas, esas hormonas de la felicidad que tanto se habla y ayuda a un mayor rendimiento, con lo cual, incorporar actividad física a su vida puede suponer ahorro de horas delante de un ordenador o documentos...
Y tú... ¿te queda alguna excusa?
 
 
 
 
 

miércoles, 25 de septiembre de 2013

VIDA SALUDABLE, VIDA ANTISEDENTARIA

Ni la sociedad, ni el hombre, ni ninguna otra cosa deben sobrepasar para ser buenos los límites establecidos por la naturaleza. HIPOCRATES
 
Si me preguntasen cual es la enfermedad que más temo, probablemente entre mis opciones esté es sedentarismo, la gran epidemia de este siglo, sí yo la considero una enfermedad.
Con el tipo de vida que se lleva habitualmente, en la que estar 8 horas delante de un ordenador es para muchas personas adultas lo más activo de día, y en los niños horas con un mando lleno de botones en las manos, no tenemos más que invitaciones para hacer de nuestra vida un estilo sedentario.
En mi anterior blog ya hablé sobre las implicaciones que tienen no desgastarnos, pues bien, esta falta de ejercicio no lleva más que a disfunciones de nuestro organismo, como estreñimiento, insuficiencia venosa, obesidad... todo ello hace que nuestro cuerpo cada vez esté menos capacitado para soportar actividad, y cada vez nos apaguemos más.
Si nos centramos en la parte ósea, la falta de uso lleva a descalcificación  y degeneración y con ello a enfermedades como la osteoporosis o artrosis.
Si miramos a nuestro alrededor centrándonos en personas de mediana y elevada edad, observamos que muchas de sus enfermedades están mas relacionadas con la falta de actividad que con el hecho de cumplir años.
La obesidad no la da la edad, si no la falta de actividad, y de ella derivan las enfermedades más predisponentes de la sociedad civilizada, como la diabetes mellitus, la hipertensión arterial o las enfermedades cardiovasculares.
Por todo ello, tenemos dos opciones, o bien inhibir el paso de los años, o controlar como queremos que nuestros años pasen... yo me quedo con la segunda opción...y vosotros?
 
Alexandra Vañes (Doctora Tweet)


lunes, 23 de septiembre de 2013

LO QUE NO GASTAS SE DESGASTA

La fiebre de la enfermedad la provoca el propio cuerpo. La del amor, el cuerpo de otro. HIPÓCRATES
 
En primer lugar, daros la bienvenida a los que sois nuevos, y mis disculpas a los que me seguíais, y durante un año no he posteado nada, pero ya he vuelto para quedarme.
 
Lo que hoy voy a contaros, ya lo decía hace muchos siglos atrás Hipócrates, también conocido como el padre de la medicina, "Lo que se utiliza, se desarrolla, y lo que no se utiliza, se atrofia".
Las personas, erróneamente solemos relacionar el uso con el desgaste, pero no, nosotros no somos un coche ni un electrodoméstico, la naturaleza es más sabia, estamos hechos para gastarnos, con actividades cotidianas, no me refiero al deporte de élite, eso sí es otro tema que otro día trataré.
Al margen del deterioro que nos produce el paso del tiempo y las enfermedades, el desuso hace que nuestras estructuras se desgasten y progresivamente se vayan debilitando.
 
Nuestro cuerpo es muy sabio, y el mismo sin darnos cuenta, se adapta a lo que de una forma inconsciente le vamos pidiendo. De esta premisa salen frases que me vienen a la mente como "si corres porque llegas tarde, corre una manzana, después una carrera, después una maratón".
 
Pero a pesar de que todos sabemos que el ejercicio es esencial para nuestra salud física y mental, conforme aumenta la edad, cada vez menos personas lo practican, ¿por qué ocurre esto?
Aquí vienen las mil causas...quiero decir, excusas, falta de tiempo, la dedicación a las nuevas tecnologías... todo ha hecho una vida más sedentaria y hemos acabado desgastándonos por no gastarnos.
 
Con todo ello quiero concluir... prácticamente si a cualquier preguntas que le gustaría conservar, su respuesta es la juventud, y si es así... ¿por qué cada vez cuesta más desgastarse para no gastarse?
Ahí dejo mi post para que reflexionéis, y vosotros decidáis si queréis vivir gastados.... o no.
 
Alexandra Vañes (Doctora Tweet)