9 de mayo de 2014

TONIFICAR ABDOMEN MEJORA TU CORAZÓN

Pocas personas te dirán que no desean tener un abdomen tonificado. La importancia de conseguirlo, a parte de por motivos estéticos, es porque una cintura libre de grasa nos disminuye el riesgo cardiovascular, es decir, hace que haya menos probabilidades de sufrir un infarto al corazón.
Muchas personas, para conseguir tonificar esta parte localizada del cuerpo hacen grandes esfuerzos físicos con abdominales... pero el secreto está en la alimentación.

Los ejercicios fortalecerán la musculatura, pero sin una alimentación centrada en perder esa grasa que los tapa,  no se conseguirá que se hagan visibles consiguiendo ese abdomen tonificado con esfuerzo y paciencia a largo plazo. Olvidate de esas personas que te van a dar soluciones en un mes, o esas maquinas que anuncian en la televisión, el secreto como te he dicho, está en la alimentación saludable diaria con resultados a largo plazo pero sin rebotes.
Hay un dato fundamental, jamás debes compararte con otra persona que busca tu mismo objetivo en unas situación física similar, pues cada persona tiene una genética, un metabolismo, no te compares, solo busca llegar sin ponerte limites de tiempo, llegar a la mejor forma de ti mismo, es decir, la mejor versión de ti.


Y ya teniendo claro que la correcta alimentación a largo plazo es el pilar fundamental para conseguir un abdomen tonificado, con el fin de disminuir la grasa corporal sin que disminuya la cantidad de músculo y líquido, pues si esto ocurriera, algo se estaría haciendo mal. Y recuerda, la grasa no se pierde de forma localizada, sino de forma general


Y ahora viene la parte que muchos estabais esperando, los consejos cortos y concisos para conseguir este objetivo, ya sea por fines estéticos o mejora cardiovascular o ambos:


 

Elimina de tú alimentación:

- SAL de mesa: los alimentos ya tienen sus propias sales. La sal retiene líquidos. Emplea especias para dar sabor

- Azúcar, ya sea el blanco, moreno, miel... y si tomas frutas que sea antes o en la primera hora después de enternar preferiblemente. Muy importante, evita los zumos envasados, están cargados de azúcar.

 - Fritos, empanados, bollería, empanadas, precocinados..


 

- Chucherias, caramelos-dulces, cualquier alimento con azúcar


 

Empieza a incorporar en tu alimentación:


 

- Claras de huevo para hacer crepes o pastelitos en el desayuno que sustituyan a la bollería, galletas etc que has tomado hasta ahora

- Pechuga de pollo o pavo, atún, salmón para sustituir a embutidos como chorizo, salchichón, choped.


 

- Arroz, avena, boniato, maíz... para sustituir al trigo. Intenta evitar los carbohidratos en la cena. Que tus cenas sean pescado o pollo a la plancha acompañado de verdura cruda, hervida, o plancha- horno


 

- Vegetales verdes imprescindibles en tu comida y cena: pepino, brecoli, lechuga, escarola, esperragos verdes, rucula, canónigos...


 

- Hidratate correctamente con agua, evita refrescos, bebidas gaseosas. Una correcta hidratación hara que se prevengas de lesiones musculares, además de un correcto funcionamiento de tus órganos como riñones...


 

- No elimines la grasa de tu dieta, pues dejaría de ser una dieta equilibrada, y nosotros buscamos que sea equilibrada, asi que busca que las grasas sean insaturadas, como las que se encuentran en el aceite de oliva virgen extra, por ejemplo dos cucharadas al dia, en cuya cantidad debes aliñar las ensaladas y cocinar los alimentos, o también puedes tomar esas grasas buenas de frutos secos como las almendras.


 

- Empieza a incorporar infusiones a tu nueva alimentación, es una forma de beneficiarte de sus propiedades y mantenerte hidratado como el Té verde, es termogénico, ayuda a quemar grasa
Y ahora centrándonos en el ejercicio físico a nivel abdominal, recuerda que para fortalecerlo, hay que hacer ejercicio en cada una de sus partes. Teniendo en cuenta las partes anatómicas, rectos (superior, medio e inferior) y oblicuos.
Para que el ejercicio sea productivo, debes acabarlo y sentirte cansado. El musculo, solo se forma cuando siente estrés que es el estímulo, y precisa de materia para construirse que está en el alimento.
Una vez lo hayas hecho, inicia el ejercicio cardiovascular, como correr, elíptica, patinar... que te ayudará a eliminar esa grasa que tapa los musculos.

Y con esto, creo que he dado unas pautas generales, que como podeis comprobar, no son individuales, cada unos somos un mundo y de ahí la necesaria ayuda de profesionales, médicos, entrenadores personales,...

Espero que os sirva de ayuda, hasta otro día...